.::Me siguen::.

.::Campañas::.

Campaña por una Reseña Justa

.::Otros Mundos::.

.::Entrelazados::.

.::Visitas::.

En línea desde el XIII/V/2010.
Get your own free Blogoversary button!
días online
entradas
comentarios

Poker tips | SPIN PALACE CASINO | CASINO GAME | Contador de visitas | CASINO SPIELE

.::Visitantes::.

(#01) Hablan las Musas - Cacería Nocturna

Las Hojas fueron agitadas por Irewen martes, 15 de junio de 2010

Seguramente este no sea lo mejor de lo que he escrito, pero me apetecía compartirlo con vosotros porque aparece uno de los personajes que más me ha marcado. Este personaje lleva conmigo más de diez años, prácticamente se puede decir que ha evolucionado conmigo – y que mucho de lo que escribo está relacionado con ella -. La ambientación es propia, de un foro de interpretación que tenía y en el que pasé muy buenos momentos. Y sin más, os dejo con el relato, no es demasiado largo para comenzar a abrir boca. ¿Qué os parece?


Caía una cortina de agua de fina lluvia, que empapaba el oscuro cabello de la mujer que no se preocupaba en llevar ni paraguas ni una cazadora para protegerse. Caminaba por el centro de la calle como si fuera la dueña de la ciudad y si estuviéramos en Vancouver, la verdad es que eso hubiera sido en parte real o al menos bastante factible. A lo lejos se escuchó el pitido del tren alejándose y una media sonrisa gatuna apareció en los labios al pensar en la muchacha de ojos azules que seguramente estaría resguardada en algún rincón de la estación del cielo gris.

Estaba hambrienta. Llevaba demasiado sin alimentarse y casi podía oler la sangre, casi podía escucharla recorrer las venas de las personas que se cruzaba en su camino. Esa necesidad de alimentarse era lo único que la molestaba de haberse convertido en vampiro, le gustaba demasiado la comida humana - y la bebida -, pero odiaba de manera significativa el no poder mantenerla en el estómago. Que sí, que podía tomar un trago de whisky, pero sabía que apenas unas horas después tenía que deshacerse de ello – por llamarlo de una manera educada -. Con lo que había disfrutado con la incorporación del cacao a la dieta Europea…

Eran las 22:30 de una noche en la que parecía que todo el mundo había decidido disfrazarse, como si estuviera en mitad de un Carnaval perpetuo y a deshora. No terminaba de entender esa necesidad de salir a divertirse con penes en la cabeza bamboleantes que lo único que decían era: soy gilipollas y fácilmente me puedes abrir de piernas. Podía entender la lujuria, ese delicioso pecado y vicio al que había estado dedicada buena parte de su existencia, pero no entendía la vulgaridad en la que había caído la época en la que vivía.

Para algunas cosas era realmente anacrónica. ¡Quién iba a decirlo!.

Una puerta se abrió en algún lugar y pudo escuchar el rumor de la conversación, la música del momento golpeando con fuerza contra sus tímpanos, sus ojos se giraron en esa dirección y arrugó brevemente la nariz; era como si miles de zombies estuvieran moviéndose al ritmo de una música macabra que no tenía ni pies ni cabeza. Puro ruido. Vale, esa noche se había levantado refunfuñona, pero quién no iba a hacerlo con sus despertares. Sí, iba a tener que llamar a Ligeia más tarde para ver si estaba libre o ir a molestar a Garia.

Sus pasos, como si fueran dirigidos por el destino, se encaminaron a la cueva de los zombies y se coló en el interior al tiempo que buscaba adormecer sus sentidos para no volverse loca. Un oído demasiado fino provocaba una enorme jaqueca en lugares como aquel. Cuando se aseguró que no había peligro, léase otros seres no humanos en el perímetro, se relajó lo suficiente como para desatar el largo abrigo de cuero y mirar a su alrededor a través de las gafas oscuras.

Era todo una farsa que buscaba el autoengaño de los que entraran en aquel cubículo. Buscando el lujo intentaba imitar al Vollmond con sus características singulares de club del siglo XIX inglés, con amarillos –porque aquello no era dorado ni de casualidad – en lugares que hubiera sido mejor no verlos y rosas y cremas por doquier. Y la música rompía aquel espectáculo como si estuviera en un videojuego malo y hubiera una invasión de espectros con ropa demasiado corta y las hormonas revolucionadas.

Las luces daban una mala impresión, desde luego. Alguien debería llamar a la Asociación del Buen Gusto. Ya sabía dónde no llevar a nadie en su vida.

Una mueca sardónica apareció en sus labios mientras se encaminaba hacia la barra donde adolescentes conseguían que sus cerebros se derritieran hasta límites insospechados debido al alcohol y a las drogas. No extrañaba para nada a la vampira que después se convirtieran en poco más que una ameba en algún rincón tirados. No había nadie a la vista que le llamara la atención y para comenzar una cacería era muy, muy especial.

Fue en ese momento cuando su mirada se fijó en una mujer que brillaba con luz propia, de ese tipo de personas que saben que tienen todas las miradas a su alrededor, que pueden comerse el mundo. Tenía la piel de color chocolate y los ojos casi dorados, la ropa minúscula y una larga melena oscura que se movía a su alrededor como una cortina de bucles perfectamente peinados. Todas las miradas estaban puestas en ella y lo mismo hizo la cazadora, observando cada uno de esos movimientos perfectos, cada uno de esos pasos que hacían que su cuerpo fuera una auténtica arma de seducción.

Y no pudo evitarlo, se movió hacia delante para adentrarse en la pista de baile y comenzó a bailar con ella, sabía que no sería rechazada, lo sabía porque nadie en su sano juicio lo haría, porque aquella era su noche y aquella era su presa, porque sabía que con un solo beso en la comisura de los labios, en el cuello, en la oreja caería a sus pies.

Porque era un vampiro y como tal era el mayor depredador que existía en aquel momento en todo el mundo.

15 hojas al viento

  1. Olga Says:
  2. Pues a mi me ha encantado, está genial.
    Un beso

     
  3. Kestra Says:
  4. Wala! Me ha gustado mucho, escribes genial! Me ha encantado la personalidad de la vampira -lo poco que puede mostrar ese fragmento- y la última frase.

    Besos!

     
  5. Pues está muy bien, la verdad, xDDD

     
  6. Alice Says:
  7. Está chulísimo!! Me ha encantado, la verdad ;)

     
  8. mirala a ella¡¡¡tenias escondido¡¡¡tu arte¡¡¡fantastico¡¡¡
    besotes

     
  9. Pues a mí me ha encantado. Escribes perfecto, sin faltas, con las pausas justas, las descripciones justas. Y la última frase de infarto.

    Espero ver pronto más! :D

    Un beso!

    -da-

     
  10. Cloe Says:
  11. A mí también me ha gustado ^____^.
    Pobre, si yo me convirtiera en vampira también echaría mucho de menos la comida. Con lo que me gusta a mí comer XD. Sobre todo los dulces ;P.

    Espero que nos vayas mostrando más cositas de este personaje. Y de otros! ^^.

     
  12. Arsénico Says:
  13. Es un fragmento de un relato?? *____*. Me ha encantado!! Me gusta como escribes, ese ambiente siniestro con el toque justo de humor. Me has dejado con muchas ganas de más, así que anímate a repetir, vale??

    Besitos ^_^

     
  14. Caray, muy buen relato, enhorabuena está muy bien escrito y tiene mucho gancho.
    Te leo guapa!
    Besos!

     
  15. ladymaria Says:
  16. Me han encantado,la historia de las musas.
    Muchas gracias por pasar.
    Un besoootte.

     
  17. Maisha Says:
  18. Yo es que por mucho que me quejo de Vampiros, al final siempre acaban gustándome sus historias y ya aprendí hace tiempo que no es el tema que se trata ni el ser inmortal si no como está escrito y el tuyo esta genial me ha encantado esta vampira, a ver si sabemos más de ella. Un beso!

     
  19. - Bella - Says:
  20. ¡Woooow Irewen! Me ha gustado mucho el relato, sinceramente. El final da escalofríos.

     
  21. Iria Says:
  22. Precioso era poco, te ha quedado una maravilla <3
    Estoy con Bella, el final da escalofríos de lo realista que es.
    Un beso ;)

     
  23. Irewen Says:
  24. ¡Muchísimas gracias! Ahora estoy con los rubores subidos :) De verdad que os agradezco que os hayáis tomado la molestia de leer algo mío y que os haya gustado. A ver si puedo subir cosillas de esta cada semana o cuando consiga despertar a la Musa que últimamente está dormilona.

    Dioses, me habéis hecho feliz. Muchos besos!

     
  25. ¡Y que sigan llegando las musas! Me ha parecido curioso eso que has dicho de que el personaje lleva contigo más de 10 años, ¡guau!. Mucho ánimo que lo haces muy bien, y me he reído mucho con lo de "esa necesidad de salir a divertirse con penes en la cabeza bamboleantes" xDD.


    Besos,

    Lana.

     

Publicar un comentario

.::Irewen::.

Mi foto
Busco, paseo, simplemente leo o escribo, sentada en donde la fronda me rodea y donde la luna me acuna.

.::Contacto::.

Si necesitas ponerte en contacto conmigo solo mándame un correo y te contestaré lo antes posible. ¡Gracias!

.::Botoncito::.

Fronda de Papel

.::Leyendo::.

.::También en::.

Fronda de Papel en FacebookFronda de Papel en TwitterFronda de Papel en anobiiFronda de Papel en formspringFronda de Papel en Youtube

.::Desafíos::.


15 / 15 libros. ¡100% conseguido!

.::Concursos::.



Mi Locura Romántica

.::Hojas del pasado::.